domingo, 24 de mayo de 2015

LA MITAD DE LA POBLACIÓN SIRIA el 2013 PIDE AYUDA HUMANITARIA

Programa Mundial de Alimentos (PAM), que ha entregado US 500 millones en comidas en Siria en lo que va de año, prevé que el coste semanal de sus operaciones pase de los 20 millones actuales a 36 millones después de septiembre y ha advertido de que tiene un desfase de fondos de unos 725 millones de la divisa estadounidense.

"Estas son grandes cifras. No son sostenibles a largo plazo", ha reconocido el subdirector ejecutivo del PAM, Amir Abdulla. Por su parte, el coordinador de emergencias regional en Siria del PAM, Muhannad Hadi, ha incidido en que "hemos llegado a una fase en Siria en la que algunas personas, si no consiguen alimentos del PAM simplemente no comen".

NIÑOS EN PELIGRO

La

embajadora de Unicef en el Líbano, Lucy Liu, ha alertado de la "grave situación" por la que pasan cerca de un millón de refugiados sirios en el Líbano, de los cuales la mitad son niños, que necesitan ayuda urgente. "Los recursos de las comunidades libanesas de acogida, el Gobierno y las organizaciones humanitarias se han estirado hasta el límite", según ha indicado.

La actriz ha explicado que, en los campamentos que visitó, "muchos niños tienen sarna, piojos y pulgas, los casos de diarrea están aumentando y muchas familias viven en tiendas de campaña hechas con sacos de estopa y sábanas de plástico". Además, ha apuntado que "no tienen agua ni baños, por lo que utilizan varias franjas abiertas como letrinas".

Por ello, la organización ha advertido del riesgo de que, debido a las cicatrices físicas y psicológicas que ha provocado el conflicto, se corre el riesgo de crear una "generación perdida". Más de 100.000 personas cruzan la frontera entre Siria y Líbano cada mes y se espera que, a final de año, haya más de 400.000 niños sirios no escolarizados en el país de acogida, según ha indicado.

Liu, que ha visitado varios asentamientos provisionales en la región de Bekaa, en Líbano, ha hecho un llamamiento a la gente a que "se informe sobre esta crisis y, por favor, ayude a los refugiados".

En este sentido, UNICEF ha recordado que, debido al creciente número de refugiados, la respuesta de emergencia de la organización internacional "sigue estando insuficientemente financiada" y la falta de solución política al conflicto requiere recaudar "enormes recursos para satisfacer las necesidades de la población".

Los refugiados siriosno encuentran alivio al otro lado de la frontera

El infierno de la guerra obligó a miles de refugiados sirios a abandonar su país e ir a Jordania abrigando la esperanza de que allí encontrarían una vida mejor. Pero según muchos refugiados no la han logrado y su única lucha sigue siendo sobrevivir.


Naciones Unidas aseguró el 7 de junio del 2013, que más de 10 millones de sirios o, lo que es lo mismo más de la mitad de su población, necesita ayuda humanitaria. Además, señaló que se precisan 4.000 millones de euros para atender las necesidades sociales de la población.

Esta cifra representa casi 2,5 veces más de la financiación que a principios del año se calculaba para prestar auxilio a los civiles víctimas de dos años de guerra civil. Es más, supone la mayor petición de ayuda jamás realizada por la ONU y una de sus estimaciones más preocupantes desde el inicio del conflicto en Siria.

Las nuevas previsiones, una actualización del plan de respuesta ante la situación en el país, incluyen más del doble del número de refugiados, que ahora se cifran en 3,45 millones frente a los 1,6 actuales, diseminados por Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto.

Sin embargo, no se prevé un aumento de la cantidad de ciudadanos que necesitarán ayuda hasta finales de año, una cifra que se sitúa en 6,8 millones de personas.





El Programa Mundial de Alimentos (PAM), que ha entregado más de 500 millones de kilogramos de comida en Siria en lo que va de 2013, asevera que el coste semanal de sus operaciones pase de los 20 millones de euros actuales a 36 millones después de septiembre y advierte de que tiene un desfase de fondos de unos 550 millones de euros. «Estas son grandes cifras. No son sostenibles a largo plazo», reconoció el subdirector ejecutivo del plan, Amir Abdulla. Por su parte, el coordinador de emergencias regional en Siria del PAM, Muhannad Hadi, incidió en que «hemos llegado a una fase en el país en la que algunas personas, si no consiguen alimentos del programa simplemente no comen».

En esta tragedia, uno de los colectivos más afectados es el de la infancia. Así, la embajadora de Unicef en el Líbano, Lucy Liu, alertó de la «grave situación» por la que pasan cerca de un millón de refugiados sirios en el Líbano, de los cuales la mitad son niños, que necesitan ayuda urgente. «Los recursos de las comunidades libanesas de acogida, el Gobierno y las organizaciones humanitarias se han estirado hasta el límite», indicó. Además, explicó que, en los campamentos que visitó hace unos días, «muchos menores tienen sarna, piojos y pulgas, los casos de diarrea están aumentando y muchas familias viven en tiendas de campaña hechas con sacos de estopa y sábanas de plástico». Al mismo tiempo, apuntó que «no tienen agua ni baños, por lo que usan franjas abiertas como letrinas».

Generación perdida. Por ello, la organización advirtió del riesgo que, debido a las cicatrices físicas y psicológicas que ha provocado el conflicto, se corre el riesgo de crear una «generación perdida». Más de 100.000 personas cruzan la frontera entre Siria y Líbano cada mes y se espera que, a final de año, haya más de 400.000 pequeños no escolarizados en el país de acogida.

De esta forma, Liu, que ha visitado varios asentamientos provisionales en la región de Bekaa, en Líbano, hizo un llamamiento a la gente, a que «se informe sobre esta crisis y ayude a los desplazados».


En este sentido, UNICEF recordó que, debido al creciente número de refugiados, la respuesta de emergencia de la organización internacional «sigue estando insuficientemente financiada» y la falta de solución política al conflicto requiere recaudar «enormes recursos para satisfacer las necesidades de la población».


Es el cálculo que hace la ONU en caso de que se mantenga la guerra civil en diciembre, el resultado serán más de 3 millones de refugiados para final de año, entonces la mitad de la población estará en condición de refugiado, según estima el organismo,  medio millón de niños necesitan ayuda urgente y deberán  enfrentar esa situación, necesitando US$ 5.200 millones.  Naciones Unidas pidió 5 mil millones de dólares para poder seguir llevando ayuda a Siria.

Las nuevas previsiones, una actualización del plan de respuesta ante la situación en Siria, incluyen más del doble del número de refugiados, que ahora se cifran en 3,45 millones frente a los 1,6 actuales, diseminados por Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto.

Como se mencionó antes, en caso de que la guerra civil que en el año 2013 desangra a Siria se mantenga a fin de año, Naciones Unidas calcula que para entonces afectará a unos 10,2 millones de sirios. Es decir, alrededor de la mitad de la población de ese país árabe dependerá de la ayuda humanitaria exterior. De esta forma, la ONU informó que necesita US$ 5.200 millones para atender sus necesidades en una crisis que ha superado en poco tiempo los peores pronósticos, ya que hace solo seis meses había previsto que se requerían de US$ 1.500 millones. La suma solicitada se refiere al período de enero a diciembre de 2013 y ya se cuenta con US$ 1.000 millones recaudados.

Este llamado es masivo en un contexto humanitario, pero más de US$ 5.000 millones es lo que se gasta en helados durante 32 días en EE.UU. o lo que gastan los conductores alemanes en combustible en seis semanas”, declaró en una presentación ante la prensa el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Antonio Guterres, después de una reunión con representantes de países donantes.

El alto representante de la ONU consideró que la crisis en ese país es la mayor amenaza para la seguridad internacional “desde la Guerra Fría”. Guterres evocó el “colapso” del Estado sirio, la “destrucción física del país” y el inminente peligro “de que este conflicto se extienda a Irak y a Líbano”. “Hay un riesgo de explosión en Medio Oriente para el que la comunidad internacional no está preparada”, advirtió.

Esta financiación sería un instrumento para estabilizar la región y evitar que este conflicto se convierta en uno regional mucho más dramático. No es solo una cuestión de generosidad, para la comunidad internacional, es sobre todo una cuestión de interés propio”, recalcó GutIerres.


El riesgo de desestabilización es particularmente alto en Líbano, cuya población es de cuatro millones de personas y donde se proyecta que a finales de este año habrá cerca de un millón de refugiados sirios. De Líbano procede la milicia chiita Hizbulá, que ha entrado a Siria recientemente para apoyar a las fuerzas gubernamentales del régimen de Basher Assad a recuperar el control de la ciudad de Qusair.

Según los datos facilitados por la ONU, atender a los refugiados sirios -que desde más de 1,5 millones se calcula que excederán los 3,5 millones para finales de año- costará US$ 3.800 millones, una cifra que incluye US$ 800 millones solicitados de forma directa por los gobiernos jordano y libanés, que soportan la mayor carga de refugiados. Guterres dijo que cada día el número de refugiados aumenta en 7.000 personas. Otros US$ 1.400 millones serán necesarios para atender a 6,8 millones de personas dentro de Siria, de los que 4,2 millones serán desplazados internos.

Los refugiados se concentran actualmente en Líbano y Jordania, con cerca de medio millón de refugiados sirios en cada uno de estos países, y en menor medida en Turquía, Irak y Egipto. Del total de refugiados procedentes de Siria, 100.000 son palestinos que vivían en campamentos dentro de este país y que “gozaban de seis décadas de relativa estabilidad y seguridad”, en opinión de la oficina del alto comisionado.

En tanto, el Presidente ruso, Vladimir Putin, propuso ayer una fuerza de paz rusa para sustituir al contingente austríaco de los cascos azules que se retirará de los Altos del Golán debido a la extensión del conflicto sirio a esta zona fronteriza entre Israel y Siria. “Teniendo en cuenta la difícil situación que se desarrolla en los Altos del Golán, podríamos reemplazar al contingente austríaco en esta región”, declaró Putin. Sin embargo, Naciones Unidas indicó el viernes que Rusia no puede enviar tropas para la fuerza de paz en el Golán, debido a que legalmente no puede hacerlo ninguno de los cinco países que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Las Naciones Unidas presentaron el mayor pedido de dinero en su historia para ayudar a los desplazados en Siria. El organismo necesita de 5 mil millones de dólares pues calcula que el número de refugiados aumentará a 10 millones para finales de año.

Los gobiernos de todo el mundo han sido criticados por la manera tan lenta con la que se está llevando los pedidos para brindar más fondos para el organismo, según informó la BBC. Uno de cada tres sirios necesita ayuda humanitaria, a finales de año la mitad de la población se encontrará en dicha situación, según Valerie Amos co-coordinadora de Alivio de Emergencias de la ONU.





Los niños sirios necesitan tu ayuda YA

UNICEF necesita tu ayuda para contribuir a proteger a los niños y niñas de Siria y para salvar sus vidas. Averigua cómo puedes ayudar: http://www.unicef.es/siria




En el campo de refugiados de Bab al Salama, en la frontera con Turquía, el 60% de los 1200 refugiados son niños. Niños que carecen de lo más básico en cuidados sanitarios, como Waffa, que tiene una carencia en la hormona del crecimiento. Sus medicinas fueron destruídas con su casa y ahora sus padres no pueden ofrecerle los medicamentos que necesita. Los niños sufren enfermedades dermatológicas por falta de la necesaria higiene. Además sufren el stress provocado por los bombardeos y las luchas a las que han asistido. El vuelo de un avión les hace salir corriendo hacia la frontera. Y aunque las necesidades cada vez son más, cada vez hay menos dinero. UNICEF sólo ha recibido el 20% de los fondos necesarios para hacer frente a esta situación tan crítica.



Bashir puede ir al colegio y ya no vive en una tienda


Bashir es un chico de 13 años que ha huido de su país, Siria, por el conflicto que ahora le está azotando. Vive en el campo de refugiados de Zaatari y asiste a clases para no perder curso. También participa en las reuniones para jóvenes donde les ayudan a mantener y desarrollar sus habilidades sociales. Piensa que, cuando vuelva a su país, si sigue formándose podrá triunfar. Pero la falta de financiación está ahogando las posibilidades de UNICEF, así como las de Bashir y el resto de los niños sirios refugiados. Sólo se ha alcanzado el 20% de la financiación necesaria para poder mantener el apoyo a estos programas.



4.000 niños en Siria pueden seguir acudiendo al colegio


Gracias al trabajo de UNICEF y aliados locales, la situación de más de 14.000 niños sirios en su país reviste algo de normalidad. Acudir al colegio es un riesgo que sus padres asumen para evitar que sus hijos carezcan de futuro tras el fin del conflicto. Los centros funcionan a pleno rendimiento e incluso en tres turnos diarios. Muchos niños llevan dos años sin in a la escuela. El poder asistir a clases da cierto sentido de normalidad a sus vidas y les ayuda a afrontar la dura realidad que les rodea. La falta de fondos limita mucho el trabajo de UNICEF. Tu ayuda es imprescindible.

 


Uniendo fuerzas se puede ayudar más a los niños sirios


UNICEF y la Unión Europea han consensuado un plan para la educación de los niños sirios refugiados en Jordania. Un enfoque integral permite ayudar a los niños a superar sus traumas y además se les facilita el aprendizaje en un idioma diferente. De esta forma cuando vuelvan a su país podrán reintegrarse en sus colegios con toda normalidad.



No os olvideis de los niños sirios


Esta es la petición de Ted Chaiban, responsable de Emergencias de UNICEF.

Explica la situación de unos niños que hace menos de dos años tenían su hogar, su colegio, sus juguetes, sus familias, sus consolas de video juegos y ahora no tienen NADA. UNICEF intenta ayudarles a minimizar la violencia vivida y a recuperar parte de la normalidad en su día a día. Pero hacen falta recursos.



Refugiados sirios en Turquía son víctimas de hostilidad


Más de 300 mil sirios que huyeron de la violencia en su país se refugiaron en Turquía, sin embargo la violencia producto del conflicto en Siria llegó a Turquía y los residentes se muestran hostiles con los refugiados sirios, culpándolos de esta situación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER

ECA

ECA
Productora de Eventos