domingo, 14 de junio de 2015

ANEMIA

Es una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos sanos, es una enfermedad en la que la sangre tiene menos glóbulos rojos de lo normal. Los glóbulos rojos le suministran el oxígeno a los tejidos corporales.

También se presenta anemia cuando los glóbulos rojos no contienen suficiente hemoglobina. La hemoglobina es una proteína rica en hierro que le da a la sangre el color rojo. 

Esta proteína les permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo.

La deficiencia de hierro o anemia es un serio problema de salud

¿Qué es la anemia? ¿Cuáles son algunos de los síntomas y causas; y como puede uno mejorar la deficiencia de hierro?

La anemia es una condición en la que hay una reducción del numero de células rojas en la sangre circulante. Aparece cuando la cantidad de hemoglobina es menor que la requerida para proveer la demanda de oxigeno del cuerpo.

Considerando que el hierro es esencial para la formación de hemoglobina, es entonces esencial para la vida. La hemoglobina es el pigmento que contiene el hierro de las células rojas de la sangre, hemo, y una proteína simple, la globina

Del 60% al 70% del hierro del cuerpo se encuentra en la corriente sanguínea y 30% a 35% en el hígado, bazo, y médula ósea.

El hierro es absorbido de los alimentos en el intestino delgado, luego pasa de la sangre a la médula ósea, y aquí es usada para formar hemoglobina, que es incorporado en corpúsculos rojos. Un corpúsculo, después de circular en la sangre por aproximadamente 120 días, muere y su hierro es usado de nuevo. Cada segundo, más de 3 millones de nuestras células rojas de la sangre mueren.

La hemoglobina en la sangre promedia 12 a 16 gm/100 m.l. de sangre en mujeres adultas y 14 a 18 gm/m.l. en hombres adultos y algo menos en niños.



Incluyen otros tipos de anemia:

  •  Anemia por deficiencia de B12
  •  Anemia por deficiencia de folato
  •  Anemia ferropénica
  •  Anemia por enfermedad crónica
  •  Anemia hemolítica
  •  Anemia aplásica idiopática
  • Anemia megaloblástica
  •  Anemia perniciosa
  •  Anemia drepanocítica
  •  Talasemia


CAUSAS


Aunque muchas partes del cuerpo ayudan a producir glóbulos rojos, la mayor parte del trabajo se hace en la médula ósea, el tejido blando en el centro de los huesos que ayuda a la formación de las células sanguíneas.

Casi siempre, los glóbulos rojos sanos duran entre 90 y 120 días. Partes del cuerpo eliminan luego las células sanguíneas viejas. Una hormona, llamada eritropoyetina, producida en los riñones le da la señal a la médula ósea para producir más glóbulos rojos.

La hemoglobina es la proteína que transporta el oxígeno dentro de los glóbulos rojos y les da su color rojo. Las personas con anemia no tienen suficiente hemoglobina.

La anemia, o disminución de la concentración de hemoglobina en la sangre, puede deberse a diversas causas, y la más común es la falta de hierro, pero también puede ser un síntoma de un trastorno subyacente.

Las investigaciones han demostrado que los vegetarianos normalmente tienen una hemoglobina mas baja.

Algunos de los síntomas mas evidentes de anemia son fatiga, palidez de la piel, dolores de cabeza, mareos, acufenos o zumbidos en el oído, respiración tipo jadeo, taquicardia, sensaciones anormales de la piel y falta de apetito.
Se ha comprobado que los bajos niveles de hierro afectan al sistema inmunológico. Las infecciones de hongos tanto bucales como vaginales son muy comunes en pacientes con deficiencia de hierro.



Un estudio de dos años realizado en Washington D.C. comprobó que los pacientes que desarrollaron cáncer en la próstata consumían una cantidad significativamente menor de hierro.

También sabemos que niveles inadecuados de hierro durante el embarazo pueden tener efectos desastrosos sobre el bebé. Este problema puede ser fácilmente evitado asegurando que una mujer con planes de gestar no sea anémica, y asegurando que ella incluya bastantes alimentos ricos en hierro en su dieta.

Las palpitaciones del corazón (donde los latidos del corazón se aceleran momentáneamente) con frecuencia están asociadas a la deficiencia de hierro. Cuando los tejidos del cuerpo no reciben suficiente oxigeno, el corazón es obligado a bombear mas duro y rápido para compensar.
El cuerpo necesita ciertas vitaminas, minerales y nutrientes para producir suficientes glóbulos rojos. El hierro, la vitamina B12 y el ácido fólico son tres de los más importantes. Es posible que el cuerpo no tenga suficiente de estos nutrientes debido a:

  • Cambios en el revestimiento del estómago o los intestinos que afectan la forma como se absorben los nutrientes (por ejemplo, la celiaquía).
  • Alimentación deficiente.
  • Pérdida lenta de sangre (por ejemplo, por períodos menstruales copiosos o úlceras gástricas).
  • Cirugía en la que se extirpa parte del estómago o los intestinos.

Las posibles causas de anemia abarcan:

  • Ciertos medicamentos.
  • Destrucción de los glóbulos rojos antes de lo normal (lo cual puede ser causado por problemas con el sistema inmunitario)
  • Enfermedades prolongadas (crónicas), como cáncer, colitis ulcerativa o artritis reumatoidea.
  • Algunas formas de anemia, como la talasemia o anemia drepanocítica, que pueden ser hereditarias.
  • Embarazo.
  • Problemas con la médula ósea, como linfoma, leucemia, mielodisplasia, mieloma múltiple o anemia aplásica.


SÍNTOMAS

Si usted tiene anemia, su cuerpo no recibe suficiente sangre rica en oxígeno. Como resultado, usted puede sentirse cansado o débil. También puede tener otros síntomas, como falta de aliento, mareo o dolores de cabeza.

Si la anemia es leve, es posible que usted no tenga ningún síntoma. Si el problema se desarrolla lentamente. La anemia grave o prolongada puede causar lesiones en el corazón, el cerebro y otros órganos del cuerpo. 

La anemia muy grave puede incluso causar la muerte.

El síndrome anémico lo forman un conjunto de signos y síntomas que ponen de manifiesto la disminución de la hemoglobina y el desarrollo del mecanismo de compensación. Los principales síntomas de la anemia son: 

  • Palidez. Es uno de los signos más característicos de la anemia y una consecuencia directa de la vasoconstricción generalizada (cierre de los vasos sanguíneos) y del descenso de la concentración de la hemoglobina en sangre.
  • Astenia: constituye un síntoma general muy ligado a la anemia (el individuo anémico se siente “cansado”).
  • Disnea: sensación subjetiva de falta de aire.
  • Fatiga muscular: incluso con pequeños esfuerzos.
  • Manifestaciones cardiocirculatorias: taquicardia y palpitaciones que son constantes en caso de anemia moderada o intensa, especialmente cuando se instaura bruscamente. En una anemia crónica de aparición lenta, el único signo apreciable de la anemia es un soplo sistólico funcional (ruido que hace la sangre al salir del corazón). Si la anemia es muy intensa se sobreañade una taquipnea (respiración muy rápida) o pérdida del conocimiento.
  • Trastornos neurológicos: alteraciones de la visión. Cefaleas (dolor de cabeza). Cuando la hemoglobina desciende por debajo de 30 g/L (anemia grave) pueden aparecer signos de hipoxia cerebral, cefaleas, vértigos, e incluso un estado de coma.
  • Manifestacione neuromusculares: consisten principalmente en cambio de la conducta, cefaleas, vértigos, trastornos visuales, insomnio, incapacidad para concentrarse y, ocasionalmente, desorientación.
  • Alteraciones del ritmo menstrual: la existencia de reglas abundantes (hipermenorrea) es la causa más frecuente de anemia en las mujeres jóvenes, aunque suele ser una anemia moderada (Hb: 90-110 g/L). Sin embargo, cuando la anemia es más intensa, suele apreciarse una disminución del ritmo menstrual, con tendencia a laamenorrea. Lo que sucede es que, frente al descenso de la hemoglobina, el organismo reacciona disminuyendo, o incluso anulando, la pérdida hemática.
  • Alteraciones renales: se produce una retención acuosa que puede dar lugar a la aparición de edemas o hinchazón en las piernas.
  • Trastornos digestivos: consisten en anorexia, náuseas y, ocasionalmente, estreñimiento.
Si la anemia empeora, los síntomas pueden abarcar:
  • Color azul en la esclerótica de los ojos
  • Uñas quebradizas
  • Deseo de comer hielo u otras cosas no comestibles (pica)
  • Mareo al ponerse de pie
  • Color de piel pálido
  • Dificultad para respirar
  • Lengua adolorida
Algunos tipos de anemia pueden tener otros síntomas.

br />

Mejor aprovechamiento de la hemoglobina disponible

Se consigue aumentando la concentración intraeritrocitaria (dentro de los eritrocitos) de 2,3-difosfoglicerato (DPG), ya que este compuesto disminuye la afinidad de la hemoglobina por el oxígeno. Este efecto favorece la liberación de oxígeno a los tejidos.


Adaptación del sistema cardiocirculatorio


Ante una anemia, el organismo responde de forma inmediata con una redistribución de la sangre, cuyo objetivo es garantizar la oxigenación de los órganos vitales. En este proceso se producen dos fenómenos simultáneos:


Redistribución del flujo sanguíneo


En el fenómeno de redistribución se produce una vasoconstricción de las áreas menos necesitadas, por ejemplo, la piel (palidez) y el riñón, para derivar la sangre a regiones más críticas, por ejemplo, el cerebro. Es decir, los vasos sanguíneos de órganos menos importantes se cierran y la sangre que no puede pasar por ellos se desvía para pasar por otros de órganos más importantes.


Aumento del débito cardiaco


El mayor débito o gasto cardíaco es una respuesta a la hipoxia de los tejidos; es decir, aumenta la cantidad de sangre bombeada por el corazón. Este fenómeno no se desarrolla hasta que la concentración de hemoglobina en sangre desciende por debajo de 70 g/L.

Clínicamente, el mayor débito cardiaco se manifiesta con taquicardia y aparición de soplos sistólicos funcionales (producido por la sangre al salir del corazón sin que haya ninguna patología en las estructuras cardiacas).

Si la anemia es muy intensa y de instauración brusca (anemia aguda), la disminución de la presión venosa puede facilitar la aparición de un shock hipovolémico. Por el contrario, cuando es de instauración lenta (anemia crónica), existe un aumento progresivo y característico del volumen plasmático para mantener la volemia y evitar la aparición del shock

NOTA: La mayoría de las personas tienen anemia por una baja formación de células sanguíneas debido a una falta de hierro en sus dietas. Por todos los alimentos refinados que consumen, tienen una deficiencia nutricional de hierro.

Varias formas de hierro inorgánico, tales como el sulfato ferroso, son comúnmente usados por las industrias alimenticias para fortalecer varios productos, a pesar de su amplio uso, el sulfato ferroso es prácticamente inútil como suplemento de hierro. Consecuentemente la mayoría de los alimentos refinados vendidos en las tiendas hoy en día son deficientes de hierro pues han sido artificialmente "ENRIQUECIDOS" con hierro (que no es hierro natural).

Hay bastante controversia acerca de este proceso de enriquecimiento. No es realmente sensato refinar un alimento quitándole el hierro natural, y luego agregarle hierro sintético y llamarlo "ENRIQUECIDO CON HIERRO".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
Productora de Eventos / Mánager de artistas